domingo, 25 de diciembre de 2011

BODEGÓN CON BOTELLA Y DOS VASOS

Después de 6 años he vuelto a ver un cuadro que regalé a unos amigos. Es increíble cómo uno va olvidando las cosas, pero cuando lo vi fue como revivir de nuevo el proceso que me llevó a pintarlo. Y como si supiera dónde encontrar sus raíces busqué en un cuaderno de bocetos medio abandonado y encontré los dibujos previos que hice.
Primero era una cafetera, que terminó transformándose en una botella de vino. Curioso, ya no me acordaba.



2 comentarios:

  1. Es normal, con los años te ha dado por la bebida y el CHULETÓN, guapito.

    ResponderEliminar